jueves, 16 de febrero de 2012



Desde donde el aire profana libre y sereno
la piel quejumbrosa al gélido viento
gemidos desde profundos poros
donde las bacterias se conjugan en efervescentes
y el agitado de los jugos afligen las paredes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada