miércoles, 21 de septiembre de 2011




La noche de ayer fue perfecta. Denis Martínez se mostró tal cual es, sencillo, muy humano y con un valor enorme a lo que significa su esposa en su vida, Luz Marina, a quien le acreditó en toda la presentación del libro Bravo Denis, incluso con voz quebrantada, que le debe todo sus éxitos deportivos.
Con el libro Bravo Denis, Edgar Tijerino atrapa esa figura que desde su sacrificio y empeño por transformarse en ese enorme atleta que fue más de 20 años en Grandes Ligas, engrandece más su labor con todo el sacrificio que emprende junto a su invaluable familia.
“Yo le debo todo a esta mujer, sin ella no podría hacer nada. Con ella supe cómo enfrentar todas las dificultades. Siempre me pongo así, - con voz quebrantada- cuando hablo de estas cosas, pero no me avergüenza hacerlo, no me molesta porque ella ha sido mi soporte, padre y madre para mis hijos”, dijo Denis refiriéndose a Luz Marina.
Ese hombre grande por su sencillez y amor a los suyos, es el que atrapa con su estilo inconfundible su eterno amigo, pero a la vez, el mejor periodista deportivo del país. “Gracias a Dios le doy que crecí como atleta en el mismo tiempo que estuvimos tres grandes. Alexis, Edgar y yo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada